La realidad es que resulta extremadamente difícil crear una fórmula mágica que nos permita ganar cada vez que apostemos. Los deportes, en especial el fútbol, se caracterizan por su dinamismo y complejidad a la hora de realizar una predicción, ya que es necesario no solo contar con una buena investigación o conocimiento previo de la liga o torneo a la cual uno está dispuesto a apostar, sino, también, un poco de suerte.

El dicho dice “el que no arriesga no gana” y en este caso podríamos decir que aplica. Si bien es verdad que a la hora de invertir nuestro dinero queremos ganar sin asumir demasiado riesgo, la realidad es que mientras más segura sea una jugada, los premios suelen ser más pequeños. Es por eso que, en este artículo, te vamos a mostrar cómo algunas personas del mundo se llevaron tajadas muy grandes de dinero por llevar a cabo apuestas muy extrañas y arriesgadas.

Las apuestas

No está de más decir que nuestras posibilidades de ganar una apuesta van a aumentar significativamente si elegimos una web especializada en el tema, como es el caso de Inkabet, ayudándonos a sacarle el mayor potencial a nuestro dinero… pero sin darle más vueltas, vamos a ver algunas de las apuestas combinadas o simples que hicieron historia en el mundo del fútbol.

50 centavos al Betis

Un caso bastante reciente que le sucedió a un fanático y socio del club en España. Este hombre, combinó un total de 14 partidos, pronosticando el resultado final de los encuentros, a razón de una mínima apuesta de 50 centavos que lo llevó a ganar más de 9000 euros en premio.

Resultado de las divisiones

Otra apuesta también oriunda de España, que hizo historia por su poca inversión, fue la del mecánico español Ferrán Aros. Su conocimiento en el tema, y quizás un ápice de suerte, lo llevó a ganar 16.000 euros con una apuesta combinada de 11 euros, en la cual, acertó a los ganadores de la primera y segunda división de diferentes encuentros.

El ganador inesperado

Con seguridad, nadie esperaba en 2015  que el Leicester FC llegara a las finales de la Premier League y, todavía menos, se contemplaba la posibilidad de que se hiciera con el título de la liga. Sin embargo, para un hincha inglés del club, su amor o quizás una epifanía, lo llevó a realizar esta osada y lucrativa apuesta que lo hizo ganador de más de 70.000 libras, 1200 veces más de los que había apostado.

La apuesta de Gibs

Esta apuesta fue noticia a nivel mundial y no era para menos. En 2001, Mick Gibbs apostó 30 centavos de libra con una probabilidad de ganar de 1.6 millones al resultado de la UEFA; la final fue Bayern Münich contra el Valencia CF y finalmente, tras una larguísima tanda de penales, el equipo alemán se llevó la victoria y, este hombre, una ganancia de 546,984 euros en total.

El premio dependía de que dieran absolutamente todos los resultados que él predijo y así fue. Es por ello que este techista británico y su apuesta pasaron a la historia, convirtiéndose en la mayor apuesta ganada en la historia del fútbol.

A modo de cierre

Como pudimos ver en este artículo, hay muchas apuestas que, aunque pudieran parecer extrañas, hicieron ganar demasiado dinero a sus apostadores. Las corazonadas pueden ser una buena guía, más allá del conocimiento previo, pero tampoco hay que dejarse llevar por una sensación impulsiva… En conclusión, apostar es divertido y puede darnos una satisfacción muy hermosa, pero siempre hay que hacerlo de manera responsable.

Ranking de casas de apuestas